Tu gato

Todos los tips, preguntas y datos que necesitas para cuidar a tu gato como se lo merece, están aquí. Lee y descubre secretos sobre los mininos que te ayudarán a estar más cerca de tu gato.

Whiskas® - Nutrición

Ventajas del alimento Whiskas®

  • Whiskas contiene pulpa de achicoria para un intestino más saludable.

  • Aporta taurina para una adecuada visión y salud del corazón.

  • La amplia variedad de sabores, hacen que los gatos prefieran WHISKAS®.

Nutrición para el mantenimiento de la salud del tracto urinario inferior de los gatos.

La mayoría de los dueños de gatos son conscientes de la importancia de la salud del tracto urinario inferior y de las serias complicaciones potenciales del Síndrome del Tracto Urinario Inferior Felino (FLUTD). Son preocupaciones como estas las que motivaron un extenso programa de investigaciones de WALTHAM®, que concluyó en el desarrollo de alimentos para gatos que ayuden a mantener la buena salud del tracto urinario. Esto se logra formulando un alimento con las siguientes características:

  • Que estimule una mayor ingesta de agua, lo cual provoca un aumento en el volumen de la orina y por lo tanto una dilución de los solutos.
  • Provee un pH levemente ácido 6.0 - 6.5, factor clave para controlar el desarrollo de cálculos de estruvita.
  • Tiene una excelente digestibilidad, lo que provoca una mayor pérdida de agua por orina en lugar de perderse por heces.
  • Tiene niveles restringidos de fósforo, magnesio, calcio y oxalato.
  • Proteínas de alta calidad para eliminar la menor cantidad de restos nitrogenados en orina.
  • Inclusión adecuada de ácidos grasos, lo cual redundará en una menor pérdida de agua a través de la piel y se podrá eliminar más agua en orina, lo que supone una menor densidad urinaria y un mayor grado de protección frente a casi cualquier tipo de cálculos urinarios.

Vacunas:

Los gatos deben ser vacunados regularmente con las vacunas Triple Felina (herpesvirus, calicivirus y panleucopenia), Leucemia Felina y Rabia y/o cualquier otra vacuna que indique su Médico Veterinario de acuerdo a la zona de residencia y a la situación epidemiológica. Además, esta práctica de vacunación es también preventiva, ya que el Médico Veterinario, al hacer la revisión clínica del gato puede detectar posibles problemas de salud.

Control de parásitos intestinales:

Los parásitos intestinales no sólo deterioran la salud del gato, sino que además en algunos casos pueden transmitirse a los seres humanos de su entorno. Para el control de parásitos intestinales se debe hacer previo análisis de la materia fecal. Los análisis se pueden realizar recogiendo la materia fecal del gatito durante tres días seguidos en un recipiente sin conservante o con formol al 5%, de acuerdo a como lo indique el Médico Veterinario. Con el resultado del análisis se conocerá qué parásitos tiene, cómo y con qué medicamento se debe desparasitar.

Control de parásitos externos:

Las parasitosis externas como las pulgas, pueden producir varias alteraciones de importancia en el gato. Hay tratamientos preventivos y curativos para el gato, además de tratamientos ambientales. Consulta con tu Veterinario.

Alimentos:

  • Los gatos deben recibir una dieta balanceada de acuerdo a su edad, condición física, estado de salud, etc.
  • No es conveniente que coman presas vivas, ni carne o derivados animales crudos (vísceras).
  • La dieta debe ser suministrada en un plato especial en forma continua a lo largo del día, en las cantidades correspondientes a su peso, para evitar la sobrealimentación y el sobrepeso.
  • Tanto el recipiente para comer como el para beber deben ser ubicados en un lugar tranquilo y de acceso permanente para el gato.

Obesidad:

Es muy importante mantener un estado físico acorde a la raza o constitución del gato. En general, hay tendencia al sobrepeso y obesidad en los gatos que han sido castrados y viven dentro de las casas. Por lo tanto, hay que tener en cuenta que un 20% a 30% de sobrepeso ya indica obesidad.

Es muy importante ser cuidadoso con las cantidades y el tipo de alimento que se le da al gato.

Agua de Bebida:

  • Los gatos deben tener siempre a disposición agua fresca en su recipiente para beber.
  • No debes permitir que beba de otras fuentes de agua como cañerías que gotean, peceras, etc. porque no se puede controlar la cantidad consumida. Un aumento o disminución del consumo de agua puede ser un signo importante de enfermedad.

Bandeja sanitaria:

  • La bandeja sanitaria contiene el material absorbente para las fecas y orina del gato.
  • Este material debe estar siempre en condiciones higiénicas. La materia fecal se debe recoger y eliminar diariamente y las piedritas deben ser eliminadas cuando se haya mojado más del 50% de la bandeja.
  • No debes permitir que tu gato haga sus deposiciones en la tierra, jardín, arena, etc. porque puede contaminar esas zonas con los huevos de parásitos intestinales, además de que se pierde el control de estas deposiciones.
  • La bandeja debe estar en un lugar tranquilo, de acceso fácil y permanente, y alejada de los recipientes para comer y beber.

Higiene:

  • Los gatos pueden ser bañados con agua tibia y shampoo con una frecuencia variable de 1 ó 2 veces por mes. Debes consultar con el Médico Veterinario el shampoo indicado para cada caso.
  • También es conveniente cepillarlos diariamente y cortarles las uñas cada 15 días. Todas estas tareas, además del efecto higiénico, favorecen la socialización del gatito y permiten encontrar alteraciones como deformaciones, heridas, secreciones anormales, etc. Debes comenzar en los primeros meses de vida para que el gatito se acostumbre fácilmente.
  • Es aconsejable examinar los pabellones auriculares, para que en caso de encontrar cambios en la piel del conducto, secreciones u olores anormales, se consulte con el Médico Veterinario.

• Si el ronroneo es ronco y potente, indica satisfacción y comodidad.

• Si es rápido e irregular, es expresión de miedo y temor.
• Si es suave y fluido, es señal de somnolencia.
• Si es rápido y altamente segmentado, manifiesta expectación: el gato está aguardando algo.

Los gatos también poseen otras vocalizaciones aparte del ronroneo:

El maullido cuando es emitido de forma apremiante indica que el gato está pidiendo o exigiendo algo a lo que tiene derecho. Pero emitido en un tono más suave y casi interrogativo, suele indicar que quiere saber algo. Con un volumen considerablemente más potente indica enojo.

El bufid indica un enojo más intenso, frecuentemente cuando el gato se asusta por algún motivo. Cuando las orejas están pegadas al cráneo y el rostro desprovisto de expresión, el bufido es un aviso que invita a retroceder. Signo de advertencia.

Una mezcla de castañeteo y rechinar de dientes unida a gemidos guturales revela un alto nivel de excitación.

El alarido estridente es la llamada de apareamiento territorial del macho.

Los gatos conocidos como comunes europeos, constituyen la inmensa mayoría de los felinos domésticos y la totalidad de los gatos callejeros.

Por lo tanto, son animales que se pueden encontrar fácilmente en cualquier lugar, y ni siquiera es necesario pagar nada por ellos, pues se pueden hasta recoger directamente en la calle o se pueden recibir de regalo, ofrecido por los propietarios de una gata que acabe de parir.

Aunque es cierto que hay gatos de raza con un hermoso pelaje, también los gatos comunes pueden ser tanto y hasta más hermosos que un gato de raza. Naturalmente, se trata de una cuestión de gustos personales, ya que ambos tipos de gatos, comunes y de raza, tiene sus propias características y terminan siendo compañeros ideales, fieles e inseparables de sus dueños.

Los gatos de raza resultan más caros, no necesariamente más hermosos que los comunes, son animales más exigentes en aspectos como alimentación y cuidados de pelo largo. Además, con respecto a los comunes, los gatos de raza suelen ser más delicados, propensos a indisposiciones y enfermedades diversas. A quienes no tengan una razón clara para elegir un gato de raza, pueden decidirse perfectamente por un gato común, es duro, robusto, sano, poco enfermizo, es fácil de contentar y mantener en buena salud con un régimen alimenticio sencillo y sin dedicarle especial atención.

Un gato común bien cuidado no tiene nada que envidiarle a un gato de raza. Además, si recordamos que muchos gatos en los centros urbanos están expuestos a una vida dura y triste, no dudemos en darle un hogar a estos felinos, que además en su carácter, es la representación de la personalidad típica felina, ideal para los amantes de estos animales.

Los gatitos necesitan dietas concentradas, desarrolladas para su crecimiento con un nivel óptimo de calorías, de proteínas, de taurina y de calcio.
Whiskas Gatitos es el alimento ideal para esta etapa de vida, porque está elaborado con todos los nutrientes y leche que tu gato necesita. Este tipo de alimento es necesario hasta el año de edad en donde el gato ya es adulto y debe ser pasado a una dieta para esa etapa.

El gatito rara vez se sobre alimenta, por lo tanto, el acceso irrestricto a la comida es lo recomendado. Cuando el gatito llega a adulto la frecuencia de alimentación puede reducirse a dos veces al día, pero muchas personas le siguen ofreciendo múltiples porciones diarias. Este patrón de alimentación se ajusta muy bien a la preferencia felina de “picotear” durante el día y la noche, al contrario de comer un menor número de veces, en porciones más grandes.

De todas maneras es importante monitorear el estado corporal del gato, ya que si no realiza ejercicio físico puede llegar al sobrepeso. Si esto ocurre el ofrecer porciones controladas de alimento es lo indicado.

A diferencia de la mayoría de los mamíferos, en los cuales el mayor incremento de peso ocurre en el último tercio de la gestación, las gatas preñadas comen más y ganan más peso en la primera semana posterior al comienzo de la gestación.

Se considera que este patrón poco usual de aumento de peso corporal en el inicio de la preñez, se debe a los depósitos extra-uterinos de grasa, que pueden ser movilizadas al final de la gestación y la lactancia, cuando la ingesta de alimentos puede llegar a ser insuficiente para proveer sus demandas nutricionales tan aumentadas.

Durante la preñez, el consumo de alimento de la gata aumenta continuamente para sustentar el incremento de peso, logrando su punto más alto en torno a las siete u ocho semanas. Para esta etapa de la vida se recomienda dar una dieta con alto nivel de energía.

Esto puede significar el consumo de grandes volúmenes de alimento y en épocas de alta demanda, llegar a un consumo suficiente puede tornarse un inconveniente. Para compensar este hecho, se puede utilizar una dieta que sea concentrada en relación a la densidad de nutrientes y energía; sabrosa, para incentivar su ingesta; altamente digerible.

Un suplemento a base de vitaminas o minerales no es necesario y puede, de hecho, ser perjudicial al causar un desequilibrio en la dieta. La lactancia representa la etapa de vida de mayor demanda nutricional ya que necesita mantenerse y alimentar a sus crías.

A veces puedes llegar a saber cómo se siente tu gato simplemente mirando su cara, ojos y orejas. A través de la posición de sus orejas y el estado de sus ojos puedes aprender un montón. Estos son algunos ejemplos de cómo puedes hacerte un experto “adivino” del humor de tu gato:

1) Si tu gato levanta la cabeza y la mueve hacia atrás simultáneamente, entonces la persona o animal de su especie está demasiado cerca para que se sienta cómodo.

2) Si tu gato medio cierra los ojos y tuerce sus orejas ligeramente es signo de que está disfrutando.

3) Si yergue las orejas, las gira hacia atrás y encoge las pupilas, es mejor estar atento, ya que es su posición defensiva. Debes tener cuidado de cómo acercarte o aproximarte a él.

4) Si las pupilas de tu gato están dilatadas a pesar de estar brillantes, está sobresaltado, alarmado.

5) Si tu gato yergue las orejas y tiene los ojos muy abiertos, quiere jugar.

6) Si tu gato coloca las orejas hacia atrás, entrecierra los ojos y gira su cabeza ligeramente, está transmitiendo a su oponente que no le atacará y que espera lo mismo de él.

¿Y puedes hablar el idioma de tu gatito?

Como una madre con su bebé, una persona con su nuevo gatito tratará de conocerle y entenderle. Y cuanto más próxima y cercana sea la relación entre tu gatito y tú, más tratará de expresarse. El científico inglés Michael Fox, especialista en comportamiento, ha registrado 16 sonidos diferentes en el lenguaje del gato que se resume en tres grupos:

Sonidos para “hablar”

Un alegre “miau” y un encantador ronroneo significan que se siente contento y a gusto consigo mismo, con el mundo y contigo. Sólo en algunas situaciones estresantes para ellos (por ejemplo en el veterinario) algunos ronronearán al sentirse indefensos y buscar consuelo.

Sonidos de llamada

Estos sonidos los emplea cuando quiere o pide algo como comida o poder salir al exterior.

Sonidos de emociones

Desde un vigoroso “krrr” (cuando está asustado) o un siseo “ch ch-krrr” (cuando está peleón) hasta un chillido agudo.